Visión

Como Fdgf se entiende a sí misma. Una puesta en marcha de la juventud

Los miembros de Fdgf vienen de todas las posiciones políticas. La demanda por sustentabilidad no es de un partido de derecha ni de izquierda. El deseo por justicia intergeneracional es el denominador común de los miembros, ya sean demócrata-cristianos, socialdemócratas, verdes, liberales o no formen parte de ningún partido político. Ya sea mediante nuestro "test de la política" o a través de nuestra evaluación de los acuerdos de coalición: Fdgf demuestra una y otra vez que sólo se compromete con la causa de lasgeneraciones siguientes sin depender de ningún partido político.

Diferencias entre Fdgf y partidos políticos para jóvenes
Si la política se entiende como una actividad que pretende cambiar algo en la sociedad, entonces también Fdgf es sin duda alguna una organización política. Pero lo es sin adherirse a un partido político. A continuación algunas diferencias:

  • Mientras que la participación en un partido político (para jóvenes) al menos por algunos siempre es vista como base para una carrera política, el compromiso con la justicia intergeneracional en Fdgf es totalmente ad honorem.
  • El funcionamiento de los partidos se basa en mecanismos de mantenimiento o adquisición del poder. Así el gobierno no puede darle su consentimiento al partido de oposición, por más que este tenga razón. Y como partido no gobernante hacer política de oposición es un fin en sí mismo si se quiere acceder al poder. Fdgf en cambio tiene la libertad de poder seguir al mejor argumento.
  • En Fdgf nos esforzamos para realizar procesos de decisión abiertos y transparentes. Rechazamos amiguismos, círculos cerrados y falta de transparencia.
  • En nuestra organización no hay que aceptar una posición determinada, tan sólo porque esta ya existe. Consideramos que es un deber el poner en duda las posiciones existentes. Así nos convertimos en los críticos más duros de nuestras posiciones y evaluamos todas las alternativas posibles. Mediante este procedimiento perfeccionamos cada vez más las descripciones de nuestras posiciones. Lo que vale es simplemente el argumento mejor.
  • La antigüedad de un miembro en Fdgf no tiene importancia, sino su capacidad.
  • La variedad de temas que tratamos se limita a aquellos que realmente son de interés para los jóvenes.
  • Es posible colaborar con los competentes expertos de nuestra junta de administración y del consejo científico.
  • Aplicamos técnicas modernas de dirección y de fomento de la creatividad y del sentimiento de cohesión dentro del grupo. Además participamos juntos de cursos de métodos y retórica.
  • Como en Fdgf no se trata de tener poder, tampoco existen las amistades políticas sino amistades verdaderas, mucha diversión y fiestas entre todos.Teniendo en cuenta estas diferencias no es sorprendente que Fdgf dentro de un año y medio haya conseguido aumentar su número de miembros de seis a 150. 

La cultura de discusión
En el transcurso de varias reuniones dentro de Fdgf se ha desarrollado un elevado nivel de discusión de principios sólidos. De ellos forman parte las reglas siguientes:

 

  1. Las críticas siempre deben ser constructivas.
  2. Uno debe esforzarse por comprender con exactitud los argumentos del interlocutor.  
  3. Hay que estar dispuesto a cambiar de opinión si uno se da cuenta que el otro presenta el argumento mejor.


De tanto en tanto es posible observar que algunos miembros de Fdgf en los debates defienden la posición contraria a la opinión propia con el fin de eliminar diversas capacidades retóricas en la búsqueda de la "solución correcta".
A pesar de este elevado nivel de discusión: No nos entendemos como un cículo elitista sino como una agrupación de jóvenes totalmente normales que se comprometen con un fin social.

Si quieres que algo cambie, lo tienes que cambiar tú
En nuestras reuniones elaboramos determinadas posiciones y luego las llevamos a la práctica. A diferencia de un mero club de debates, nosotros no sólo hablamos, sino que aplicamos lo que creemos haber reconocido como la posición correcta. Así no es raro ver a miembros de Fdgf en manifestaciones contra la energía nuclear.
Pero antes de la acción simpre está la reflexión. Para las decisiones más importantes se consulta al consejo científico (ver VI. Organización). La opinión del consejo nos es importante, si bien somos nosotros los que en la comisión directiva tomamos la desición final sobre nuestras acciones.

Qué es justicia intergeneracional?


Son muchas las áreas en que nuestra sociedad vive a costa de sus hijos. Ejemplos de ello son la progresiva destrucción del medio ambiente, que se manifiesta a través de problemas como el agujero de ozono, el efecto invernadero, los desechos radiactivos, la desaparición de especies, la devastación de los suelos, la pesca excesiva, la deforestación de las selvas, etc. Pero también el extremo endeudamiento del estado es un fenómeno que influye negativamente en las perspectivas de vida de generaciones futuras. Los efectos de la política actual atentan contra el principio de justicia intergeneracional: dejarles a las próximas generaciones una herencia que les permita desarrollar su vida según sus ideas y deseos, disponiendo de por lo menos la misma amplitud de posibilidades como nosotros hoy día. En cuanto a justicia generacional, la Comisión Brundtland define el concepto "desarrollo sustentable" como un "desarrollo que satisface las necesidades actuales, sin arriesgar las posibilidades de satisfacción de las necesidades de generaciones futuras". [La versión alemana emplea para el término "sustainable" la traducción "duradero" en lugar de "sustentable".] Hans Jonas, uno de los primeros luchadores por una ética del futuro, formuló ya en 1979 una nueva ética de la responsabilidad: "Actúa de tal manera, que los efectos de tus actos sean compatibles con la permanencia de verdadera vida humana en la Tierra."

La Fundación para los derechos de generaciones futuras (Fdgf) en su Primer Congreso de la Juventud en 1997 exigió nuevos contratos generacionales bajo el siguiente imperativo: "Actúa de tal forma, que los efectos de tus actos les dejen a las generaciones futuras tantas oportunidades de satisfacción de sus necesidades y tanta libertad para un actuar autónomo y para la toma de decisiones propias, como tienen a su disposición las generaciones actuales." Fdgf convierte esta proclama en un objetivo mediante su lema: "El actuar de los seres humanos de hoy debe dejarles tanta libertad a las generaciones siguientes, que también ellas estén en condiciones de poder actuar". [Las diversas definiciones pueden ser resumidas. A través de la formulación "Ninguna generación debe ser favorecida o perjudicada", el concepto "justicia intergeneracional" debe haber sido definido con la precisión suficiente. Los conceptos justicia intergeneracional y sustentabilidad no son sinónimos. Sustentabilidad se define como la misma cantidad de salidas y entradas dentro de un período. Es decir, que sólo puede existir una sustentabilidad ecológica y una financiera, pero no una sustentabilidad social o una política general o de rentas sustentable. Fdgf no hace uso abusivo del concepto "sustentabilidad", sino que ha reflexionado sobre su significado. Una sociedad ecológicamente sustentable vive del producto del patrimonio natural sin agredir su esencia. Una sociedad financieramente sustentable, dicho de forma simplificada, no gasta más de lo que gana. Está fuera de toda discusión que Alemania de momento no es una sociedad sustentable en lo ecológico ni en lo financiero. Lo que sí se cuestiona, es si aquí al mismo tiempo se está violando el principio de justicia intergeneracional, dado que en definitiva las próximas generaciones también heredarán un mayor capital material. Sin embargo hay buenos argumentos contra esta posición, que establecen que el aumento del capital material no es ninguna indemnización equiparable a la destrucción de los fundamentos naturales de vida.]Hay que reconocer que de momento no están en peligro ni toda la naturaleza ni el total de la humanidad, sino sólo partes de la humanidad y determinados elementos de la naturaleza. Pero, como nunca antes en la historia de la humanidad, está en peligro el derecho de generaciones futuras de vivir en un planeta ecológicamente sano y con toda su diversidad biológica. 

Una nueva ética del futuro
Así como la libertad de uno termina donde comienza la libertad de los demás, así también se limita la libertad de cada generación por la libertad de generaciones futuras. Dieter Birnbacher, experto en ética del futuro, resume la miserable situación con las siguientes palabras: "La promesa de aumentar la felicidad del presente, lleva a un abandono del futuro". La justicia intergeneracional sufre violaciones masivas porque nuestra sociedad quiere obtener beneficios a corto plazo y ventajas inmediatas; los costos sin embargo se trasladan al futuro. La "futurización" de problemas ecológicos constituye un peligro existencial para la generación joven de hoy. Así, la felicidad de generaciones actuales se compra con la desgracia de generaciones futuras. También los niños y jóvenes de hoy ya se verán afectados.Pero en vistas de los problemas actuales y futuros no nos podemos seguir dando el lujo de semejante miopía política. Para conservar las oportunidades de generaciones venideras necesitamos una nueva ética del futuro.
La planificación a corto plazo de los políticos
En una democracia con legislaturas breves se presenta un problema básico: los responsables a nivel político tienden a pensar y planificar para períodos de unos pocos años y no para los próximos decenios o siglos. Sus actos por lo general se refieren exclusivamente al presente, orientándose en los deseos y necesidades de los ciudadanos (= electores) que viven actualmente, pero no tienen en cuenta los intereses de generaciones futuras. Sin embargo, debido a los poderosos avances tecnológicos, los efectos de estos actos, como por ejemplo la construcción de una planta de energía nuclear, alcanzan hasta un futuro lejano e inciden así en la calidad de vida de numerosas generaciones futuras. Desafortunadamente la actitud previsora de los que tienen el poder de decisión no se ha desarrollado al mismo ritmo que las posibilidades tecnológicas. Los políticos de hoy con demasiada frecuencia toman desiciones de cuyos efectos a largo plazo no necesitan hacerse responsables. Claro, ¿qué canciller permanece 50 años al poder?

¿Qué son generaciones siguientes?
El concepto "generaciones siguientes" abarca todas las generaciones futuras aún no nacidas como también la primera generación viviente, la juventud. ¿A qué se debe esta inclusión de los jóvenes? En nuestro caso es indiferente si el niño acaba de nacer o va a nacer mañana. Cuanto más joven es el ciudadano, tanto más se asemeja su destino al de la primera generación venidera. Así, también los menores de 30 aún tienen la vida (en su mayor parte) por delante. Una juventud excluida del derecho de voto es casi tan impotente como las generaciones venideras: los que están al mando forman parte casi exclusivamente de la generación mayor o de mediana edad. Los pertenecientes a la generación joven se ven afectados por las decisiones de este grupo sin formar parte de él (exceptuando unos pocos casos).